jueves, 7 de febrero de 2013

La Tartamburguesa


Voy a estrenar el blog con la tarta más impresionante de todas las que he hecho hasta el momento. Tal vez es poner el listón un poco alto para mis futuras creaciones, pero está claro que lo que bien empieza, bien acaba, así que allá voy.

La Tartamburguesa salió del horno para celebrar el 34º cumpleaños de mi hermano. La idea me venía rondando la cabeza desde hacía tiempo y creo que fue todo un acierto. Gustó tanto por la decoración como por el sabor, así que puedo decir que lo tenía todo. 

Entrando en materia. La tarta es de tres pisos, dos para el pan de hamburguesa que están hechos con el típico bizcocho de yogur y el otro piso, la carne, es un bizcocho 4/4 con chocolate. Os daré las recetas de ambos en próximas entradas, prometido.

Y ahora el montaje...

Una vez que los bizcochos de yogur se enfriaron totalmente (yo los dejo toda una noche) los abrí por la mitad, los empapé con almibar de vainilla y los rellene con una capa generosa de crema pastelera, la favorita del cumpleañero. Después los dejé reposar un rato en la nevera antes de cubrirlos con crema de mantequilla. Este paso es muy importante porque sirve para eliminar las imperfecciones y que quede lo más liso posible. Vuelta a reposar en la nevera antes de forrarla con fondant.

Con fondant verde y un cortador con forma de hoja con expulsor hice la lechuga y la distribuí alrededor de toda la tarta.

Detalles del piso inferior

El bizcocho central no llevaba relleno, pero si una buena cantidad de almíbar de vainilla, para que estuviera más jugoso. Lo cubrí con una capa de crema de mantequilla, para aislar el fondant del almíbar, y coloqué el resto de la decoración alrededor.



Y ahora ya solo quedaba forrar la última capa con fondant, sombrear un poco la parte de arriba con tinte comestible y colocar las semillas de sésamo (también de fondant). Coloqué cuidadosamente las patatas fritas, que están hechas con masa de galletas de mantequilla cortadas en tiras, y un cartelito con el nombre y la nueva edad el cumpleañero. El resultado final, fue espectacular.

¡Menudo tamaño!

Este es el corte. Como podéis ver, quedó bastante grande y con una altura considerable. La crema del relleno se fundió con el bizcocho lo que hizo que se quedara muy jugoso y ligero. A todo el mundo le gustó mucho y a mí me gustó mucho que les gustara.

Ummmmmm...


2 comentarios:

  1. Maravillosas la de mi 39 aniversario impaztante

    ResponderEliminar
  2. Impresionante! Muy muy bonita y bien hecha

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...