martes, 22 de octubre de 2013

Croissants


Pues ya está aquí el otoño. Y no porque lo digan las grandes tiendas de moda, no. Ya ha empezado el frío, llueve y los días son cada vez más cortos. Con este panorama cada vez apetece salir menos y quedarse más en casa. Y tampoco es cuestión de estar todo el día tirado en el sofá. Lo mejor es invitar a unos amigos a merendar y preparar unos croissants caseros con los que se quedaran con la boca abierta.


Seguro que estáis pensando que esta receta ya la he puesto en otra ocasión. Pero no. Estos son caseros de verdad. Nada de masa de hojandre precocinada y comprada en el supermercado. Esta es auténtica masa de hojaldre hecha en casa su mantequilla, sus pliegues, su reposado, su horneado... ¡ay! Se me está haciendo la boca agua solo de recordarlos.


Siempre había pensado que este tipo de masa era muy difícil de preparar, pero estaba totalmente equivocada. La verdad es que es bastante sencillo aunque lleva bastante tiempo hacerla. Sobre todo por el tema de la refrigeración y el reposo de la masa. 


Receta del libro Pan y bollería con Thermomix

Ingredientes para la masa madre

100 grs. de leche entera
30 grs. de levadura prensada fresca de panadería
170 grs. de harina de fuerza

Ponemos en el vaso de la Thermomix la leche y programamos 1 minuto, 37º, velocidad 1. A continuación agregamos la levadura y programamos 10 segundos, velocidad 3. Añadimos la harina y amasamos 30 segundos, velocidad 4. Paso 1


Retiramos la mezcla del vaso, hacemos una bola y la ponemos en un bol cubierta con agua templada hasta que flote ( más o menos 15 minutos). Pasos 2 al 5


Ingredientes para la masa de croissants

340 grs. de harina de fuerza
80 grs. de agua
1 huevo mediano
75 grs. de azúcar
5 grs. de sal
100 grs. de mantequilla sin sal
300 grs. de masa madre

Sin lavar el vaso, ponemos todos los ingredientes, excepto la masa madre y programamos 30 segundos, velocidad 6.  Pasos 6 y 7

A continuación incorporamos la masa madre y programamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Pasos 8 y 9

Dejamos reposar la mezcla en el vaso tapado con una bolsa amplia durante unos 45 minutos para que la masa se quede blanda y lisa. Paso 10


Ingredientes para el hojaldrado

250 grs. de mantequilla muy fría

Colocamos el bloque de mantequilla entre dos plástico y con el rodillo (primero a golpes y luego rodándolo) afinamos la mantequilla en forma de rectángulo de 20x28 cm.  Pasos 11 y 12


Ponemos la masa sobre un plástico grande y la extendemos dándole forma rectangular de 40x30 cms y 7 mm de grosor (pasos del 13 al 15). Colocamos la mantequilla en el centro con cuidado de que no se rompa, dejando dos alas de masa, una a cada lado (paso 16). Cerramos esos lados sobre la mantequilla sin que se monten (pasos 17 y 18). Sellamos con los dedos los bordes, envolvemos bien con el plástico, la ponemos en una bandeja y la metemos al congelador. Pasados 15 minutos le damos la vuelta y la dejamos enfriando otros 15 minutos más.


Estiramos la masa hacia el lado de la aberturas, dejándola de unos 7 mm. de grosor (paso 19). Llevamos los bordes hacia al centro y luego doblamos por la mitad (pasos 20 al 22). La tapamos con el plástico y la dejamos reposar en el frigorífico como mínimo media hora.


Estiramos la masa nuevamente hacia el lado de las aberturas y plegamos la masa en tres. Envolvemos otra vez en el plástico y la dejamos reposar en el frigorífico otra media hora como mínimo. Pasos 23 al 26


Ingredientes para la decoración

1 huevo
1 cucharada de leche

Dividimos la masa en dos partes iguales, guardamos en el frigorífico una de ellas y estiramos la otra hasta que obtengamos un grosor de unos 5 mm. Cortamos tiras de unos 21 cm. de ancho. Con un cartón hacemos una plantilla triangular de 10 cm. de base y 21 cm. de altura y la usamos para recortar las tiras en triángulos. Paso 27 y 28

Les hacemos un pequeño corte en la base para abrir un poco la masa al comenzar a enrollar (paso 29). Enrollamos desde la base hacia el vértice estirando suavemente la punta para que quede bien formado (paso 30). Yo los he hecho rectos, pero si los queréis curvos hay que doblar un poco los extremos hacia el interior.

Sobre una bandeja de horno ponemos papel de hornear y colocamos los croissants encima.  Pintamos con el huevo batido y mezclado con  la leche. Tapamos con un plático y dejamos reposar en un lugar cálido y sin corrientes de aire unas dos horas como mínimo. Paso 31

Sacamos la masa que teníamos guardada en el frigorífico y repetimos los pasos del 27 al 31.

Espolvoreamos con azúcar glas (si los queremos un poco más dulces) y pintamos nuevamente con la mezcla de huevo y leche. Paso 32


Precalentamos el horno a 180ºC y una vez que haya alcanzado esa temperatura horneamos durante 12-14 minutos.


Dejamos enfriar sobre una rejilla, aunque están tan buenos que seguramente nos los comamos antes.


Pues ya está, solo queda preparar unos zumos y unos vasos de leche con cacao para pasar una tarde agradable en buena compañía.


6 comentarios:

  1. mmm que buena pintaaa!! y que bien explicado todo!
    Me quedo por aqui!
    un beso

    http://dulcestentaci0nes.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Uoooooooooooo!!!!! que perfectos!!! y que pinta por favor... mándame uno anda porfa ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lídia, te mandaré dos que uno te va a saber a poco. :D
      Un beso

      Eliminar
  3. Tienen una pinta buenísima!!! Rellenos de jamón y queso para merendar ummm. No me he atrevido todavía a hacer masas, a ver si me pongo a ello!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jissy, que buena idea rellenarlos de jamón y queso. Como yo soy más de dulce nunca pienso en las opciones saladas pero es una buena alternativa.
      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...